El Eko: Línea de Recursos

Como sabes, El Eko se ha planteado en este curso una Línea de Recursos. Este hacklab solo ha podido asistir a una reunión, pero debido a la escasa participación, no nos pudimos asamblear. Aún así, anque fuera de manera informal, nos planteamos un agregador de recursos. Una especie de algo intermedio entre banco de tiempo y grupo de consumo.

Antes de continuar, permitidnos un párrafo del dossier Soberanía Tecnológica (pag. 77):

Los Hacklabs combinaron tres funciones: la provisión de un espacio social de trabajo para los y las entusiastas de la tecnología clandestina donde aprender y experimentar; el apoyo y la participación en los movimientos sociales; la provisión del acceso abierto a las tecnologías de información y comunicación al público. En el espacio cibernético todavía era todo fluido y había una asombrosa intuición, paradójicamente inspirada por la literatura ciberpunk, que si los perdedores de la historia son capaces de aprender lo suficientemente rápido, pueden flanquear al ‘sistema’. Evidentemente, los hacklabs fueron proyectos políticos que se apropiaron de la tecnología como parte de un contexto más amplio de los movimientos autónomos, y la transformación y autogestión de todas las partes de la vida. Entonces, aquí se interpreta la soberanía tecnológica como la soberanía de los movimientos sociales autónomos, como tecnología fuera del control del estado y del capital.

De este párrafo, significaríamos esta frase:

Si los perdedores de la historia son capaces de aprender lo suficientemente rápido, pueden flanquear al ‘sistema’.

En alguna forma, los hacktivistas lo estamos consiguiendo. Pero no conviene perder de vista las funciones iniciales de los hacklabs; aunque en una época de nativos digitales, haya unas sutiles diferencias.

▷ Provisión de un espacio social de trabajo para los y las entusiastas de la tecnología dónde aprender y experimentar.
▷ Apoyo y participación en los movimientos sociales.
▷ Provisión del acceso abierto a las tecnologías de información y comunicación al público.

El acceso a la tecnología ha llegado al extremo de que un teléfono móvil es prácticamente un ordenador. O al menos, eso nos hacen creer.

Cualquier grupo activista cuenta prácticamente con una web y acceso a redes sociales.

Pero un espacio social donde aprender y experimentar con la tecnología no es tan habitual. Tal vez, por las circunstancias anteriores.


En la zona de comentarios, nos gustaría conocer tu opinión sobre lo que es para ti la soberanía tecnológica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s